900 86 63 04 gratuito 24h. | Recepción T. 931 82 20 40 info@ctlagarriga.es

¡Hola de nuevo!

Tal vez te encuentres en la misma situación en la que nos hemos encontrado muchos: Tu entorno te pide que dejes de beber alcohol y tú no lo ves claro.

Piensas… a mí me gusta, tampoco hay para tanto…

¿por qué debo dejar de beber?

Llegados a este punto, puede ser importante que te replantees algunas cosas. Dices que te gusta beber, pero realmente ¿qué es lo que te gusta tanto? Seguramente hace años juntarse con los amigos y beber juntos era divertido, el alcohol os desinhibía y os lo pasabais bien, tal vez en alguna ocasión la bebida te ayudó a superar la vergüenza y ligar con alguien…

Pero todo eso queda lejos. Si tu entorno, sea la familia, sea tu pareja, sean tus amigos, o sean todos ellos juntos te están pidiendo que lo dejes tiene que ser que la cosa ya no tiene ninguna gracia.

Posiblemente el alcohol haya cambiado tu carácter, ya no bebes en reuniones de amigos, sino que prefieres beber solo, si quedas con amigos estos se van pronto y tú sigues.

Ahora mismo, no es que beber sea divertido, sino que cuando no bebes estás amargado e irritable. Seguramente justificas tu consumo de alcohol con excusas, les echas la culpa a los demás, a tu mala suerte o a la sociedad… pero no te engañes.

No bebes porqué tengas problemas… tienes problemas porque bebes.

Es posible que algunas veces te hayas prometido a ti mismo cambiar, has hecho buenos propósitos, como beber menos, beber “controladamente”, o incluso dejarlo una temporada, pero finalmente te has dado cuenta que eres incapaz de cumplir esas promesas, y que el problema continua.

Tal vez en alguna ocasión te hayas visto obligado a pedir perdón, a reconocer que quizás sí que tengas un problema, pero en todo caso, seguro que lo habrás minimizado y habrás dicho que tú puedes, que no necesitas ayuda, que tú solo ya te ocuparás de corregirlo… ¿lo has hecho? No. No lo has solucionado, por qué no puedes.

El mejor consejo que se te puede dar en este caso es: Ríndete. Deja de pelear contra los demás pero sobretodo, deja de pelear contra ti mismo. Tu problema tiene solución, tienes que hacer un tratamiento.

Lo más difícil es dar el primer paso y aceptar ayuda, luego todo empieza a ponerse bien poquito a poco. En Centro Terapéutico La Garriga, la mayoría de terapeutas hemos pasado por el mismo proceso, y podemos asegurarte que el esfuerzo merece la pena.

Eso es lo que podéis (y deberíais) hacer para ayudar a vuestro hijo/marido/familiar con problemas de adicción. Si tenéis cualquier duda o necesitáis alguna aclaración ya sabéis que podéis poneros en contacto con nosotros llamando al 687192353 o escribiendo a info@ctlagarriga.es

Pin It on Pinterest

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
🍁Hola, 👋🏻¿cuéntanos en qué te podemos ayudar?